Escritura creativa

Jazmín

Maria Barrull comparte con nosotros su poema "Jazmín". Unos versos de los que se desprende un locus amoenus impregnado del aroma de los jazmines.

Maria Barrull

La brisa mece suavemente las flores de jazmín.

Primer pétalo.

Cierras los ojos. Su fragancia inunda tus sentidos. Sientes un ligero cosquilleo que recorre toda tu columna. 

Segundo pétalo.

Te acercas al ser embriagado por ese aroma. No puedes apartar tus ojos de ese frágil cuerpo teñido por la luz del sol.

Tercer pétalo.

Tu cuerpo ruge con el ferviente deseo de tocarlo. Anhelas su cuerpo de manera vehemente. Tu mente se queda en blanco. Sucumbes al deseo.

Cuarto pétalo.

Recorres su piel con los dedos. Notas cómo te vas erizando debido a su tacto. Se entremezclan los olores. 

Quinto pétalo.

Su esencia se marchita. Cae el último pétalo.

Abres los ojos. La brisa ha dejado de mecer las flores de jazmín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: